El actor que más veces se ha Muerto en el Cine


Si pasáis varias horas navegando por Internet como servidor, habréis escuchado hablar del actor Sean Bean y la afición de los guionistas por hacer que sus personajes se mueran en todas y cada una las películas en las que participa. Esto le ha hecho famoso por ser el actor con más muertes en pantalla y le ha transformado en un meme que se pasea día sí día no por nuestras pantallas.Sin embargo, ¿es realmente Sean Bean el actor que más veces ha muerto en la historia del cine? La realidad es más diferente de lo que cabría esperar.

Es cierto que el actor británico lleva más de veinte años muriéndose en la gran pantalla, desde Goldeneye, donde cae desde lo alto de una torre, a su famosa muerte en El Señor de los Anillos donde varias flechas le atraviesan de lado a lado en una dramática escena, pasando por Guerra de Tronos, donde le decapitan a principio de temporada no dejándole, si quiera, pasar de los primeros episodios.
Y, sin embargo, por suerte para él, no es el actor que más veces ha muerto en la historia del cine. El premio se lo lleva otro británico, más veterano si cabe, conocido como John Hurt. Quizá os suene por haber participado en películas tan poco conocidas como El hombre elefante o la saga de Harry Potter.

En comparación con Sean Bean, con un récord a día de hoy de 27 muertes en pantalla, John Hurt ha estirado la pata hasta 47 veces a lo largo de sus muchos años de carrera.

Entre muchas de éstas películas, el actor ha fallecido en Tinker Tailor Soldier Spy, V de Vendetta, Hellboy, Contacto, El hombre elefante, Alien, Hércules, Spaceballs, El estrangulador de Rillington Place, A man for all seasons, Snowpiercer… Viendo que ha terminado recientemente de rodar The Final Reel, cabría esperar que el veterano, llegado un punto, se volviese a morir. A estas alturas, el hecho de que se trate de un documental sobre el cine ya no importa.

Aun así, para alegría de los fans de Sean Bean, el actor sigue estando en el top de actores que más se han muerto, pero si quiere llegar al punto álgido de su carrera cinematográfica todavía le quedan un par de años por delante. Hasta entonces, seguiremos reviviendo sus momentos más memorables en nuestras mentes. Descansa en paz Sean, y hasta la próxima película.

Otras Noticias